cines y algo mas
 
ELSA AGUIRRE

2007-03-17

Filmeweb
Elsa Aguirre, más allá de la leyenda de sus películas.
15 de marzo de 2007 por Mauricio Peña.

“Siempre pienso que lo mejor todavía está por llegar, en mi vida, en mi carrera, tengo esa idea y me siento muy bien”, nos comenta de entrada Elsa Aguirre quien ha superado la leyenda de sus películas y sigue en activo, dispuesta al llamado de cualquier productor para ponerse frente a las cámaras como lo hizo en películas que marcaron su trayectoria, “Algo flota sobre el agua”, “Amar fue tu pecado”, “Acapulco”, “Cuidado con el amor” y decenas más de títulos que la convierten en una de las figuras grandes de nuestro cine.
“A los jóvenes siempre les estoy diciendo que se deben preparar, si quieren hacer teatro, películas o entrar a la televisión”, comenta Elsa y sigue: “Es el mejor consejo que puedo darles porque en este tiempo los actores que buscan el triunfo, deben saber responder a las exigencias de nuestra profesión”.
Ella misma acepta que cuando entró al cine, se dejó llevar únicamente por su intuición y fue descubierta luego de haber fungido como “extra” en varias películas y fue en “El sexo fuerte”, cuando el director Julio Bracho le ofreció su primer estelar en “Don Simón de Lira”, en 1946, al lado de Joaquín Pardavé. Gracias a su buena memoria, recuerda aquel momento en que el realizador, padre de Diana Bracho, confió en que podía hacer un papel de acuerdo a su personalidad e importancia en una historia de nostalgia porfiriana. “No estudié teatro, no estudié cine, pero allí estaba yo, dispuesta a seguir mi vocación”.

Al año siguiente la pusieron de pareja con Arturo de Córdova en “Algo flota sobre el agua”, dirigida por el alemán trasplantado al cine mexicano Alfredo B. Crevenna. De esa película Elsa tiene también los mejores recuerdos, no sólo por haber alternado con “un gran señor” como fue de Córdova, sino porque el compositor Manuel Esperón le escribió una canción, que fue el leit motiv de la trama melodramática: “Flor de Azalea” que siempre la acompaña y de hecho en nuestro encuentro con la hermosa actriz, nos interpreta algunas frases: “Como espuma, que inerte lleva el caudaloso río, Flor de Azalea, la vida en su avalancha me arrastró...”, con su voz característica y bien entonada.

La canción es como un talismán en su vida y eso lo sabe todo el mundo, hasta Chabela Vargas que en su concierto de despedida tenía a Elsa como invitada especial y se la cantó en un supremo homenaje a su espléndida belleza. La actriz es una mujer que le gusta tener los pies bien puestos sobre la tierra y el secreto de su perenne juventud se encuentra, según explica, en la práctica del yoga que mantiene desde hace casi cuatro décadas, y de esa disciplina aprendió a tomar lo mejor de la vida.

Por la fama que le han dado sus películas, uno podría pensar que Elsa Aguirre es una mujer inalcanzable, viviendo en su confortable residencia en Cuernavaca, lejos del mundanal ruido, pero no es así. Mujer terrenal, es capaz de salir sola a la calle, según nos cuenta su hermana que comenta que en cierta ocasión tenía que ir a una farmacia y se encaminó por una calle de mucho sol porque le gusta disfrutar también esos momentos, cuando de pronto se le apareció “un borrachito” que quiso darle un abrazo en forma de saludo y Elsa lo paró en seco diciéndole “¡Quieto, capulín!”, y el hombre se quedó como petrificado cediéndole el paso para que llegara libremente a su destino.

Hubo otro hombre que también se quedó un poco impávido al conocerla, fue Pedro Infante, con el que filmó “Cuidado con el amor”, que es para quien esto escribe la mejor película de Elsa Aguirre y una de las mejores del ídolo de Guamuchil. Como tenía fama de ser muy amiguero, Elsa no pudo dominar su timidez y durante toda la parte del rodaje permanecieron distantes uno del otro, “esa actitud le ayudaba a mi personaje-explica ella-, porque siempre lo estaba manteniendo a raya, porque no creía en su propuesta amorosa, hasta que llega el momento del desenlace, pero antes no”. Hacían sus escenas cada uno y muy correctos se iban a su respectivo camerino, sin embargo hubo una secuencia en la que tenían que darse un beso muy apasionado en medio de un apagón de luz, como el técnico no hacía lo que debía a tiempo, la escena se repitió una y otra vez, y fue entonces que tuvieron oportunidad de un acercamiento más apasionado, “por exigencias de la trama”, pero Elsa confiesa ahora, a más de cincuenta años de distancia que pensó en ese momento: “Ojalá que se siga repitiendo el apagón”, obviamente para seguir en el momento romántico con su pareja legendaria.
CORTESÍA DE FILM WEB



Facebook        Twitter       Buzz       Delicious Delicious       Digg       Enviar a Amigo

 
<< Regresar al Listado



Nombre(* Requerido)


E-mail(* Requerido)


Website


Comentario


 

 

Agrega tu correo y te mantendremos informado de todas las actualizaciones que se realicen en la comodidad de tu bandeja de entrada.
  





 
twitter
    < li >< / li >
Sobre Cine y Algo Más
cines
 
adivor
 

Warning: Unknown: write failed: No space left on device (28) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/tmp) in Unknown on line 0